¿Sabéis que nos flipa el estilo Sailor Moon? Pues os contamos que ya hace 26 añazos, en 1992, que se estrenaba en televisión. Esta serie ha supuesto una gran influencia en múltiples generaciones de chicas ya que, incluso a día de hoy, ofrece el papel de heroína fuerte y libre que necesitamos. En aquel entonces supuso un cambio total en un mundo donde los héroes solían ser los hombres.

La serie televisiva viene de los cómics de Naoko Takeuchi, dirigidos a jóvenes adolescentes. Además ofrecía una gran variedad de protagonistas que permitía que cada espectadora pudiera sentirse identificada con una. Esto supuso que muchas niñas de todo el mundo dejasen de adoptar roles ligados al género en sus juegos para comenzar a dejar volar su imaginación y a creerse heroínas capaces de todo.

Una cosa que nos encanta de la serie es que mantenga esa estética ultraglam llena de gemas y glitter pero a la vez son fuertes y decididas, mostrando que son elementos que no están reñidos.  Además de comunicar mensajes de sororidad que en este medio y época eran escasos para que aprendiéramos a apoyáramos.

 

Como si esto fuera poco, fue de las primeras series en normalizar las relaciones homosexuales, haciendo que hubiera por lo menos un personaje no heterosexual en cada una de las cinco temporadas, siendo las más recordadas y queridas por los fans las guerreros Urano y Neptuno.